6 ventajas del comercio electrónico

El comercio electrónico o e-commerce ha permitido redefinir el concepto de comercio y la forma de hacer negocios. El primer cambio importante en el proceso comercial se debió a la aparición de la moneda, gracias a la cual se pasó del trueque primitivo al comercio tradicional. Siglos más tarde, con el abaratamiento de los transportes, pasamos del modelo tradicional al comercio global. Es decir, mismo tipo de transacción, pero mayor área de acción. En los últimos años, hemos experimentado una revolución del comercio debido a la llegada de los medios de pago electrónico, y recientemente la implantación de tecnologías de la información y la comunicación. Estas son las ventajas principales que actualmente aporta el e-commerce:

1 – Deslocalización del punto de compra-venta

Gracias a que el proceso de compra-venta se realiza en internet, cada una de las partes puede estar en un lugar distinto y a tiempos distintos. Eso significa tiendas abiertas 24/7 y mayor comodidad para comprador y vendedor. Desaparecen las tiendas físicas en favor de las tiendas virtuales, e incluso desde puntos de venta tradicionales se lleva tráfico a pasarelas web, un fenómeno conocido como showrooming.

2 – Flexibilidad en los medios de pago

Internet permite aunar todos los medios de pago disponibles, facilitando tanto electrónicos como tradicionales. Se puede efectuar pago en efectivo –como es el pago contra reembolso-, pero sobretodo con medios bancarios –tarjeta de crédito o débito o transferencia- o a través de nuevos intermediarios nacidos en internet como Paypal o incluso bitcoin.

3 – Creación de nuevas relaciones comerciales

El e-commerce democratiza el acuerdo comercial. Con ello, se establecen relaciones C2C (Consumer to Consumer, de consumidor a consumidor), B2B (Business to Business, de empresa a empresa), B2C (Business to Consumer, de empresa a consumidor), e incluso C2B (Consumer to Business, de consumidor a empresa) donde un particular puede vender a un negocio, pues se diluye el papel entre cliente y proveedor al operar ambos bajo el mismo marco transaccional, sin apenas barreras de entrada.

4 – Aumento gama de productos

A través de un solo punto, la pantalla, se tiene acceso a un abanico casi infinito de proveedores, y con ello la gama de productos más amplia posible. Esto permite comparar y contrastar opciones a tiempo real, y escoger lo que más se ajuste a las necesidades concretas.

5 – Acceso a un mercado global

El abaratamiento de los transportes y la globalización ya hicieron posible el comercio intercontinental. Ahora el comercio electrónico ha hecho tremendamente fácil el contacto entre compradores y vendedores, rompiendo las fronteras y poniendo a un solo click un mercado verdaderamente global.

6 – Reducción de costes y precio final

Por parte del vendedor, se ha mejorado la logística con la rentabilización de las rutas de distribución o reducción de intermediarios entre otros, lo que ha permitido abaratar los costes. A ello se suma una mayor competencia, lo que favorece a que el comprador se beneficie de un precio final más reducido.

En definitiva, todas las ventajas citadas anteriormente apuntan a una misma dirección, la eficiencia. Parece que vivimos en tiempos de coyuntura económica, lo cual se puede plantear como una amenaza, o por el contrario ver cómo nos brinda una oportunidad única para replantearnos la manera en que hacemos las cosas, y volver a realizarlas de una forma más eficiente. En este sentido, el e-commerce o comercio electrónico pueden ser la llave para relanzar un negocio tradicional o iniciar un nuevo proyecto, maximizando las oportunidades que nos ofrece la Era Digital.

admin
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.