Comunicación Digital, sin publicidad y anuncios.

Los consumidores huyen de la publicidad, cada día hay más anuncios.

“La gente joven ha crecido con contenidos libres de anuncios y por ello las marcas visionarias están diciendo: ¡Lo capto! vamos a formarnos y ser parte del proceso”. Shane Smith, CEO de Vice

Entre 2015 – 2018 se estima que la inversión publicitaria global para dispositivos móviles llegará a los 68 mil MDD, con un crecimiento anual del 128%. Internet superará el próximo año a la televisión.

Una de las cosas más interesantes del medio publicitario actual es la conexión que existe entre las marcas y sus consumidores, el nivel de entendimiento y aprendizaje que se puede obtener de una audiencia digital es sumamente mayor al que podríamos tener en una campaña “tradicional”. Hoy las marcas conocen mejor los hábitos de compra de sus clientes, ubicaciones, intereses, incluso los horarios en los cuales es favorable aparecer.

Sin embargo, no solo se trata de aparecer, habría que pensar especialmente en los medios digitales sobre cómo ve el usuario actual la publicidad (si es que la ve). Así como la eficiencia y funcionalidad de la publicidad en línea ha permitido ser más puntuales y enfocados en los mensajes que los consumidores reciben, ellos han encontrado la manera de evitar el hostigamiento publicitario en el que viven.

Ya no es solo la televisión quien enfrenta el desafío de quien ve y quien no ve la publicidad, antes solamente cambiábamos de canal en comerciales, ahora tenemos más de un dispositivo móvil a la mano mientras ignoramos los anuncios. El cerebro del consumidor ha aprendido a no verlos, es ahí donde la publicidad se pierde porque es lanzada para que nadie la vea y los adblockers se convierten en el plugin favorito de la mayoría.

Algunos expertos en el tema afirman que el camino a seguir es el branded content. El contenido de marca será la clave para que los medios consigan ingresos, su objetivo es generar notoriedad y afinidad de marca más que vender un producto o servicio. La idea es transmitir valores, emociones, formas de pensamiento y elementos poco tangibles que puedan ser capaces de generar ese vínculo con el consumidor.

La tarea no es sencilla, principalmente porque no todas las marcas o productos pueden hacer marketing de contenidos, no todos tienen una historia que contar, el punto está en saber crear la historia, diseñarlo todo a la medida y pensado para cada escenario, es decir, enfocarnos en emitir mensajes con valor emocional y adaptarlo a cada canal y a cada audiencia.

Fuente: Roastbrief

admin
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.