¿Cuáles son las ventajas del marketing digital?

En la actualidad casi todo pasa por internet, una herramienta que se ha convertido en uno de los medios por excelencia para cualquier tipo de proceso.

Esto es así en casi todos los campos, incluido el empresarial. El usuario actual es más independiente que los clientes tradicionales, está mejor formado, busca información, compara productos y, generalmente, se mueve a través de la red.

Teniendo en cuenta esto, ¿qué imagen puede dar una empresa que no tiene presencia online? ¿Qué posibilidades tiene de posicionarse en un mercado? Es más, en tu papel de consumidor, ¿te fiarías de una marca que no lo hiciera?

Por eso resulta fundamental desarrollar estrategias orientadas a este ámbito y tratar de sacar el máximo partido a las ventajas del marketing digital. ¡Son muchas más de las que estás pensando!

Ventajas del marketing digital. ¿Cuáles conoces?

Dicho esto, queda claro que la red es, ante todo, una oportunidad para el crecimiento, el posicionamiento y la difusión de una marca. Recuerda que la gran mayoría de los clientes potenciales están ahora en internet; es cuestión de ganarnos su confianza y captarlos.

Entre las principales ventajas del marketing digitalse encuentran:

1. Se puede medir en un 100% de los casos

Cuando realizas una campaña de marketing digital, todo puede ser medido. Puedes saber el impacto de la estrategia, qué repercusión ha tenido, en qué sectores y hasta el retorno de la inversión (ROI).

Los resultados se obtienen en tiempo real y a través de interacciones de los usuarios, algo que no ocurre en la publicidad tradicional. La información siempre es medible y está disponible en cualquier momento. No dejaremos pasar una oportunidad como esta, ¿verdad?

2. Es pivotable

Además de ser medible e inmediata, la información que obtengas en marketing digital te permite ajustar la estrategia cuantas veces sea necesario para mejorar los resultados. Es lo que se conoce como “pivotar”.

Con el marketing online tenemos la posibilidad de experimentar muchas cosas en poco tiempo. Ya no hace falta que una campaña haya terminado para cambiar o mejorar lo que se está realizando: ¡se puede hacer en durante el proceso!

3. Flexibilidad y dinamismo

Esta dinámica de prueba-error y la facilidad para reorientar los procesos otorga al marketing digital una flexibilidad y un dinamismo que otros métodos no poseen. Por ello, es importante que tu empresa sea capaz de adaptarse a los cambios tanto de tipo interno como externo. La idea es adoptar cuanto antes la dinámica del mercado y ejecutar las estrategias de marketing en tiempo récord. ¡Tenlo presente!

4. Es más económico que otros métodos

El marketing digital es relativamente accesible en términos financieros. Si se compara con los canales de marketing tradicionales como, por ejemplo, la televisión, la radio o la prensa, las estrategias son mucho más económicas.

Para empezar, porque en las estrategias más tradicionales el coste de inversión o punto de arranque suele ser mucho más alto. Si bien es cierto que cada vez se invierten más recursos en marketing digital (en 2015, según Marketing Budgets, un 77% de las empresas en el mundo tenía previsto hacerlo), en ningún caso puede compararse con las campañas de medios de comunicación tradicionales.

En segundo lugar, los presupuestos de una campaña de marketing digital suelen ser elásticos y ajustables, con lo cual están al alcance de cualquier compañía, incluso de las medianas y pequeñas. El marketing tradicional, en cambio, sobre todo cuando emplea canales masivos, supone altos costes que solo unas cuantas compañías pueden asumir.

Además, tal como hemos comentado antes, en una campaña de estas características todo es medible y pivotable, y no es necesario gastar mucho dinero para comprobar si los resultados son los esperados o no.

5. Mejor segmentación

Cualquier acción que forme parte de una estrategia puede ser segmentada a tu buyer persona. Sólo hay que aplicar algunas de las categorías de segmentación: sexo, localización, edad, idioma, país, nivel cultural, hábitos de consumo, entre otras. El marketing digital te permite realizar una segmentación mucho más personalizada, por ejemplo:

  • En función de lo que el cliente haya hecho o no (recibir un producto, abrir un contenido, hacer clic en un email, entre otras acciones).
  • En función de su estatus: cliente, cliente potencial, cliente antiguo, proveedor, colaborador, lead, lead cualificado, seguidor, suscriptor, etc.
  • En función de un interés: los que tienen un interés en una temática, etc.
  • En función de si han rellenado o no un formulario.
  • En función de si han visto una página.

6. Permite crear branding

¿Sabías que estar presente en la red usando técnicas de marketing digital tiene un impacto directo e indirecto en tu marca y branding? Se trata de un activo que hace que el usuario se acuerde de ella. Ten en cuenta que el tipo de mensaje que divulgues habla de tus valores, de tu cultura y de tu credibilidad. ¡Ningún mensaje es gratuito!

7. Permite crear una comunidad

El marketing digital también permite crear una audiencia. El punto común de los usuarios de dicha comunidad es que tienen un interés similar frente al contenido que divulgas. Tener una comunidad propia, aparte de crear branding, te permire conocer e interactuar de manera directa con tus clientes y potenciales consumidores. ¡Aprovéchalo!

8. Es permanente y omnipresente

Todo el contenido que creamos es un activo para la compañía. Esto no quiere decir que realizando una acción aislada tengamos suficiente. Es importante ser dinámico. Antes luchábamos por el espacio (y pagábamos por ello); ahora luchamos por la atención de los consumidores. Internet te permite estar en todos lados. Las fronteras se rompen, pero se lucha por captar la atención del usuario.

¿Qué ganas con el marketing digital?

Ha quedado claro, pues, que el marketing digital no es solo una tendencia o un método que tiene poca influencia en los procesos que desarrollamos desde las empresas en el campo comercial. Es una herramienta, y a veces mucho más que eso.

  • Nuestros clientes potenciales y clientes están en la red; están opinando todo el rato y es necesario interactuar directamente con ellos. Para comprar, el usuario busca información en internet y además confía en ella. Hay un poder real de influencia en la opinión de los usuarios (artículos de blogs, opiniones de otros usuarios, personas que hablan de su experiencia, etc.).
  • Tener una página web sin actualizarla no es suficiente. No debes utilizar la web como tarjeta de presentación, sino más bien como un canal de comunicación, un canal de información con valor.
  • Realizar estrategias de marketing digital no solo nos ayudará a captar nuevos usuarios, sino también a convertir estos usuarios en clientes fidelizados.
  • El marketing digital no está hecho únicamente para las grandes empresas. Vale para todas. De hecho, es la oportunidad perfecta para que las pequeñas y medianas empresas compitan y ganen mercado. La lucha ya no se hace sobre el espacio sino sobre la atención. El usuario quiere valor, quiere información de utilidad.

Ahora que ya conoces los beneficios directos del marketing digital y algunas de sus principales características, es hora de ponerte manos a la obra y empezar a diseñar tu propia estrategia. ¡Ha llegado la hora de llevarlo a la práctica! ¿Te atreves?

 

admin
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Envíanos un Whatsapp